¿Es Posible Motivar a los Empleados? – 5 Consejos para no Desmotivarlos

Estar motivados es básico para hacer bien nuestro trabajo, sentirnos satisfechos y que las empresas funcionen. Sin embargo, la desmotivación nos rodea. Estoy segura de que conoces a alguien o incluso tú mismo/a alguna vez has trabajado sin ganas.

¿Alguna vez te has preguntado si sabrías cómo motivar a alguien para que haga mejor su trabajo?

Yo sinceramente no tengo ni la menor idea de cómo hacerlo.

Es probable que te resulte familiar la teoría del refuerzo positivo. La idea es sencilla, consiste en dar una premio a cambio de hacer algo bien. Este método es muy habitual en la educación de los niños pequeños («Si estudias y apruebas todo, te regalo una bici») y en las empresas para conseguir motivar a los empleados.

Suponiendo que el premio equivalente a la bici de los niños es el salario en los adultos, plantéate la siguiente cuestión, ¿crees que harías mejor tu trabajo, irías más feliz a trabajar o conseguirías desarrollar/vender/redactar/pensar/crear mejor si te subieran el salario? Quizá el primer mes…

El dinero, los premios y las recompensas no nos motivan a hacer nuestro trabajo mejor*. La ciencia y el sentido común lo avalan (Psicólogos de la Universidad de Yale dicen: «Carrots and Sticks Don’t Work»). No sólo las recompensas no son útiles para motivar a la gente, incluso pueden ser contraproducentes.

Sin embargo las empresas siguen gastando dinero en programas de recompensas, gamification y premios con el fin de motivar a sus empleados. En esta charla Ted, Dan Pink explica otro experimento que desmonta la teoría de las recompensas y habla de cómo las empresas siguen gastando dinero en ellas a pesar de que la ciencia ha demostrado ya su inutilidad.

No hace mucho tiempo conocí el caso de una empresa que decidió probar una aplicación de gamification con el fin de motivar a sus empleados. El funcionamiento era sencillo, los empleados disponían de un dinero al mes para repartir a los compañeros que consideraban que merecían una recompensa.

Sin duda las primeras semanas fue algo novedoso y divertido, pero con el tiempo se transformó en algo negativo. Como todos los empleados querían sumar la misma cantidad de dinero extra al mes, trataban de traficar con los bonos para lograrlo. La empresa no sólo no consiguió no motivar a la gente a trabajar mejor, si no que la atención de sus empleados se focalizó en el dinero, en vez de en el trabajo.

Insisto en que yo no tengo ni idea de cómo motivar a una persona para que haga mejor su trabajo, pero si tengo algún consejo que ayuda a que la gente no se desmotive:

1. Especificar bien la oferta de trabajo.

Es muy importante explicar con detalle cómo es el trabajo a realizar y las responsabilidades del puesto. Es frecuente que la desmotivación surja al cabo de pocas semanas, por culpa de no estar bien explicado el trabajo a realizar. Puede ser porque el trabajo es menos ambicioso de lo que la persona desearía o porque tiene que realizar alguna tarea con la que se siente muy incómodo/a.

2. Explicar lo mejor posible el ambiente de trabajo y la cultura de empresa.

En muchas ocasiones los problemas de desmotivación surgen por contratar a gente que no encaja y no se siente cómoda. Explicar cómo es el ambiente de trabajo y no crear expectativas falsas será de ayuda para contratar a la gente adecuada.

3. Intentar ser un sitio para trabajar por encima de la media.

Tratar de ser un buen sitio para trabajo y ser una empresa proactiva para mejorar el entorno de trabajo y la cultura de empresa te ayudará a que tus empleados estén más satisfechos y motivados. Además conseguirás que se interese por tu empresa más gente y tendrás más posibilidades de seleccionar a aquellos empleados que encajarán mejor con tu cultura.

4. Contratar a la persona adecuada, para el puesto adecuado a su motivación.

Intenta entender qué motiva a un candidato. Que una persona tenga las habilidades y experiencia suficiente para el puesto, no quiere decir que sea la mejor selección. En esta charla Stop Trying to Motivate Your Employees , Kerry Gotte explica qué nos motiva y cómo debemos seleccionar empleados mejor.

5. Cultivar la confianza.

Aunque hayas conseguido cumplir con la máxima de Jim Collins «Get the Right People in the Bus, in the Right Seats», de poco servirá si la gente no confía el la empresa y sus líderes. La confianza es uno de los factores que más influyen en la productividad y motivación de los empleados y para no minarla es importante ser consistente y cumplir las promesas que hagas.

* Las recompensas y premios sólo pueden ser útiles cuando nos enfrentamos a tareas repetitivas que no requieren de creatividad.

 

¿Te ha gustado este artículo? Deja tu evaluación ⭐  y si crees que puede resultarle útil a otras personas me hará muy feliz 😀 si lo compartes.

¿Es Posible Motivar a los Empleados? – 5 Consejos para no Desmotivarlos
5 (100%) 2 votes

También puedes dejar un comentario ✍️ compartiendo tu opinión.

No hay Comentarios

Deja un comentario